Hoy en día el medio ambiente y los ahorros de energía son más que una simple cuestión de familiarización. Además de este tema mundial, se encuentra la eficacia térmica que se presenta como un impulsor comercial crítico. Con los costes energéticos tradicionales en tendencia al alza, este tópico ganará cada vez más importancia para todos nosotros. Ya hemos visto que se han introducido estándares de eficacia energética para regular las bombillas de la luz, los electrodomésticos, los coches e incluso los aviones.

¿Sabía que casi la mitad de todas las emisiones de dióxido de carbono provienen de nuestros edificios y hogares? Las ventanas juegan un enorme papel en esto. Según investigaciones independientes, cerca de un 20% de la pérdida de calor de un hogar medio se produce a través de las ventanas. La pérdida de calor puede aportar hasta tres cuartos de una tonelada de CO2, por hogar al año a la atmósfera y aumenta además las facturas de energía.

PanaSpacer es 950 veces menos conductor que el aluminio lo que puede ayudarle a conseguir que sus unidades de acristalamiento satisfagan y excedan los requisitos del protocolo medioambiental. Las unidades PanaSpacer con acristalamiento de baja emisión alcanzan reducciones de hasta un 94% en pérdida de energía calorífica, en contraste con la misma ventana con el mismo cristal, pero que incorpora una barra distanciadora estándar de aluminio. Nuestros sistemas de distanciadores térmicamente eficaces y líderes en el mercado ayudan a los fabricantes, procesadores, instaladores y especificadores a satisfacer las demandas en gran aumento de unidades de cristal de eficacia energética y alto rendimiento, lo que se traduce en facturas más reducidas de energía y en un menor Consumo de energía que trae como resultado emisiones más bajas de carbono.

PanaSpacer es 950 veces menos conductor que el aluminio, lo que reduce los valores U hasta 0,2W/m2k

 

Leyes de Eficiencia Energética en Buenos Aires